Finalizamos con éxito la tercera versión del Hackday, un evento que ya se ha convertido en tradición para los ingenieros, programadores y desarrolladores de Medellín. En un día lleno de innovación, trabajo en equipo y mucha tecnología, se dieron cita 75 profesionales de diferentes ramas de la ingeniería para asumir el reto de este año.

El Hackday cada vez va adquiriendo más importancia en nuestra gestión, porque nos permite acercarnos a desarrolladores y talentos tecnológicos. Queremos testear sus capacidades de creación, para identificar quienes pueden ser parte de nuestros equipos. Hace 3 años decidimos centralizar en Medellín el desarrollo de nuestras soluciones para los clientes en todo el mundo, porque hemos encontrado en esta ciudad un centro de innovación muy fuerte, con excelentes profesionales, que se convierten en potenciales candidatos para ser parte de nuestra Fábrica de Desarrollo. Marcello D’Avino, Product Manager Konecta

El principal objetivo del Hackday es identificar talento innovador que pueda aspirar a ser parte de nuestros equipos de desarrollo, pues en Konecta nos tomamos muy en serio la Cuarta Revolución, no en vano hace más de 5 años empezamos un proyecto de robotización y automatización de procesos, en el que ya contamos con más de 500 robots que ayudan a reducir el número de errores, reducir el AHT de los agentes y a unificar en una única pantalla diferentes aplicaciones para mejorar la experiencia de servicio de los usuarios que diariamente se conectan con nuestras diferentes operaciones en tres continentes.

Para Konecta es muy importante tener la Fábrica de Software, su principal centro de innovación y desarrollo, en Medellín, porque allí existe un ecosistema idóneo entre la academia, el estado y la industria, que nos facilita identificar el talento necesario de acuerdo al nivel de excelencia que exigen nuestros desarrollos, lo cual logramos a través de actividades como los Master Class que realizamos en diferentes universidades y el Hackday, evento que nos permite generar transferencia de conocimiento. Demostrando que la Cuarta Revolución no amenaza al talento humano, por el contrario, lo vincula y le brinda facilidades para ser más eficientes; dando espacio para que las personas sean más humanas al prestar el servicio y puedan dedicar tiempo a escuchar a los clientes y no a realizar actividades repetitivas y automáticas. Juan David Serna, Gerente Fábrica de Software Konecta.

1 b