inteligencia artificial

Patricia Nuñez – Unidad de Televenta  en Konecta

La Inteligencia artificial es el campo científico de la informática que se centra en la creación de programas y mecanismos que pueden mostrar comportamientos considerados inteligentes; la IA es el concepto según el cual las máquinas piensan como seres humanos.

Es el concepto utilizado para máquinas que realizan tareas como razonamiento, planificación, aprendizaje y comprensión de lenguaje. El cerebro de la inteligencia artificial es una tecnología llamada aprendizaje automático, que está diseñada para hacer nuestro trabajo más fácil y más productivo.

El aprendizaje automático es el eje principal de la IA y consiste en ordenadores que aprenden a partir de datos con una programación mínima: se programa el resultado deseado y se entrena a la máquina para que obtenga el resultado por sí misma a través de la alimentación de datos.

Con el aprendizaje profundo se utilizan algoritmos complejos que imitan la red neuronal del cerebro -el concepto de que las neuronas se pueden simular mediante ordenadores conectados- para aprender con poca o ninguna supervisión humana. “Alimenta una red neuronal con suficientes fotos y aprenderá a identificar un gato. Alimenta una red neuronal con suficientes fotos de una nube y aprenderá a identificar una nube”

Por su parte, el Procesamiento de lenguaje natural (PLN) emplea técnicas de aprendizaje automático para descubrir patrones dentro de grandes conjuntos de datos con el fin de reconocer el lenguaje natural. (Para entender, por ejemplo, las opiniones de los clientes)

Los Datos masivos (Big Data) es la base de la IA, empleando grandes cantidades de información estructurada y no estructurada que proporcionan las entradas para la aparición de patrones y la generación de predicciones.

Internet de las cosas (IoT) es una red de miles de millones de dispositivos conectados digitalmente, que recopilan e intercambian datos y pueden comunicarse entre sí para servir mejor a los usuarios.

El análisis predictivo es una rama de la analítica avanzada que se utiliza para hacer predicciones sobre eventos futuros, basadas en patrones de datos históricos. Ejemplo: “modelos predictivos para identificar la propensión de la compra de un producto”, significa que se puede utilizar un número de variables (ingresos, código postal, edad, etc.) combinadas con resultados, para generar un modelo que proporcione una puntuación (un número entre 0 y 1) que representa la probabilidad de que compre.

Los casos de uso en los negocios son amplios: modelos de crédito, modelos de segmentación de clientes o modelos de probabilidad de compra.

Normalmente, un sistema de IA es capaz de analizar datos en grandes cantidades, identificar patrones, tendencias y por lo tanto, formular predicciones de forma automática, con rapidez y precisión.

Veamos las aplicaciones de la IA en los negocios:

IA para ventas: La IA ofrece una mayor productividad para los equipos de ventas, ya que permite centrarse en las oportunidades que pueden llevar al éxito, con un análisis predictivo, el sistema podrá indicar la probabilidad de que un lead se convierta en una venta.

IA para Atención al Cliente: Podrá clasificar automáticamente en la atención al cliente, cual es el agente mejor cualificado para atender determinado tipo de gestión… Otro ejemplo, los bots de chats con el cliente que nos permiten enviar mensajes de texto para establecer comunicación.

IA para marketing: El marketing se ha vuelto cada vez más analítico a lo largo de los años. Por ejemplo, modelos de segmentación de clientes para saber (antes de lanzar una campaña de marketing por correo electrónico) cuál es la probabilidad de que los clientes respondan a la campaña y participen, o bien, la abandonen basándose en la puntuación predictiva. Cuanto mayor sea la segmentación, mejor será la conversión

La Inteligencia artificial está transformando nuestras vidas y revolucionará rápidamente la manera en la que trabajamos, ya está por todas partes, en nuestros teléfonos, en nuestra TV, Su uso está aumentando de forma exponencial en los últimos años y se espera que siga creciendo cada vez más.

La IA es una necesidad para las empresas actuales si quieren crecer y colocarse por encima de la competencia. La automatización de estos procesos acelerará las estrategias, la toma de decisiones, nos permitirá aumentar la productividad, es perfecta para cualquier departamento.

En Konecta ya está presente. ¿Te sumas al futuro?

2